El signo del Ascendente

El ascendente en astrología es uno de los elementos de un tema astral. Es un punto, el punto de la eclíptica situado en el horizonte oriental para este lugar y momento dado, pero también se llama el Signo del Zodíaco o Signo Astrológico que contiene este punto. Hasta finales del siglo XIX, se dio prioridad a la interpretación del tema astrológico al signo ascendente, no al signo astrológico en el que se encontraba el Sol. Así, nacer (por ejemplo) "bajo el signo de Aries" significaba tener la ascendencia, no el Sol, en este signo. Se dio prioridad al ciclo anual al ritmo diario sólo con el auge de la astrología popular.

Significado del ascendente en astrología

El ascendente es como una conexión directa entre nuestra Tierra y el camino del zodíaco. Es el signo del zodíaco que "montó" en la Tierra en el momento en que tomamos nuestro primer aliento, el punto de intersección entre la rueda de las casas personales y la rueda del zodíaco celeste. Representa nuestra apariencia en el mundo. La ascendencia es la imagen que proyectamos, la impresión que hacemos a los demás, la forma en que actuamos en el mundo y el efecto duradero que tenemos en el medio ambiente.

El ascendente es a menudo descrito como una máscara pública que llevamos, ya que tiende a ser la forma en que la gente nos ve, especialmente los extraños que no conocen nuestro yo interior. Pero de hecho, El Ascendente no es como una máscara porque usar una máscara denota un cierto grado de falsedad o escondite. Sus características del signo ascendente no son una "ocultación falsa" como sugiere una máscara. Estas características son una parte real y verdadera de quién eres, más como una cara que una máscara. Incluso si tu cara es superficial y externa, ¡estás atascado con ella y no puedes quitarla! Es una parte real de ti, no una falsificación. Y la gente generalmente lo percibe de una manera que no se ve. Es una señal ascendente para ti – otros te ven como la encarnación de estas características, incluso si no te ves así.

Tu signo solar o signo del zodiaco es tu verdadero yo, pero es como la estructura de un auto que no es tan visible debajo de puertas, parachoques y pintura brillante. El ascendente es la forma en que la gente nos percibe porque ese es el estilo que usamos para satisfacer las necesidades de nuestro signo del Sol. Por ejemplo, una persona de Capricornio es ambiciosa, reservada y necesita orden. Pero junto con un signo de Sagitario ascendente, la persona aparecerá despreocupada y poco ambiciosa, mientras trabaja duro para lograr sus objetivos de capricornio.

Tendemos a comportarnos más como nuestro signo ascendente cuando estamos rodeados de extraños, o en nuevas situaciones, como entrevistas de trabajo. Pero aún así, siempre tiende a ser nuestro estilo personal. El estilo personal, sin embargo, no representa nuestras necesidades más profundas (como la Luna). Un estudio del signo Ascendente se utiliza mejor como una herramienta para entender por qué las personas se comportan de la manera en que lo hacen. También se dice que el ascendente describe nuestras características físicas – nuestra apariencia. Por ejemplo, el ascendente Libra es magnífico, el ascendente Piscis tiene un aspecto de ensueño, el ascendente Tauro es delgado con un cuello grueso, etc. Incluso si esto es un poco preciso la mayor parte del tiempo, depende de usted para ver y tomar una decisión.

El signo ascendente es extremadamente importante en el tema natal. El planeta que gobierna el ascendente es considerado el gobernador del tema natal. En términos prácticos, esto significa que cada planeta y signo en su tema nativo se filtra a través del ascendente, o se filtra a través de su planeta gobernante. Esta es la razón por la que vemos a personas del mismo signo del zodíaco que se comportan de manera tan diferente. Deben tener diferentes señales ascendentes.

Del mismo modo, las personas con el mismo signo ascendente también pueden tener personalidades diferentes. Dado que el ascendente no es tan fundamental como nuestro signo del zodíaco, está fuertemente sujeto a la influencia modificadora de los aspectos. En otras palabras, no tienes una descripción clara de tu signo ascendente hasta que hayas mezclado las energías de planetas que se parecen al Ascendente. Ejemplo: Una persona con un ascendiente de León, pero con Saturno en conjunción con el ascendente no será tan burbujeante y expresiva como una persona típica de "Ascendente León".

Algunos astrólogos piensan que el ascendente es la forma en que el mundo te obliga a comportarte. En algún momento de su juventud, se les ha forzado o enseñado a comportarse como su signo ascendente. Puedes rastrear al ascendente a uno de tus padres o a una persona influyente de tu juventud. Muchas veces, el signo ascendente del niño corresponderá al signo dominante de uno de los padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *